Novedades

Editorial Día Internacional del Trabajador

 
Alex
Editorial Día Internacional del Trabajador
de Dufour Alexandra - lunes, 5 de mayo de 2014, 09:35
 

Editorial Día Internacional del Trabajador

La Educación Superior y concepción del trabajo


El Día Internacional del Trabajador es una ocasión que amerita detenernos en la importancia histórica de esta fecha, como así también destacar algunas de las características importantes de la actividad académica universitaria y su relación con el trabajo.

Las condiciones que generaron en la población mundial la posibilidad de mejorar sus condiciones de trabajo y, por ende, de vida, fueron propicias a mediados del siglo XIX. Este siglo terminó de cimentar el proceso de la revolución industrial, modificó las formas de vida, los ámbitos sociales, los lugares habitables y los roles sociales. Las consecuencias de la proliferación de una economía con base en la producción a gran escala, generó circunstancias poco favorables para muchos individuos, las jornadas laborales se extendían por doce horas, las formas de pago eran diferentes de acuerdo al género, los niños eran utilizados en varios procesos de trabajo industrial, las condiciones de higiene y salubridad eran casi nulas.

Estas circunstancias son las que impulsaron la movilización de grandes masas de obreros, en contra de la opresión por parte de los dueños de los medios de producción industrial, a ello se agrega la efervescencia política y social de la revolución francesa y el proceso que siguió a ello. La declaración de los derechos del hombre había asentado ya las bases para posicionarse con respecto a los derechos que debían ser concedidos a los trabajadores. Comenzaron a congregarse diferentes grupos y asociaciones de trabajadores para plantear esta problemática.

A fines del siglo XIX, una organización de trabajadores de Chicago, Estados Unidos, celebra un Congreso sobre los trabajadores y proponen que a partir del 1º de mayo de 1886 los dueños del área industrial acepten reducir la jornada de trabajo a ocho horas, si no lo hicieran irían a huelga. Las consecuencias de las tensas relaciones entre los dueños industriales y los trabajadores culminaron en la persecución política, enjuiciamiento y ejecución de trabajadores fabriles y periodistas.

Este hecho mostró la fuerza que habían alcanzado los movimientos trabajadores. Fue la época en que se realizó la Segunda Internacional de los Trabajadores, este Congreso tuvo como representantes a diferentes países de Occidente, la Argentina misma estuvo representada allí por el teórico político Alejo Peyret. La resolución de este Congreso fue considerar al 1º de mayo como el día en que los trabajadores debían demandar a los poderes públicos los derechos imprescindibles para los trabajadores tales como la reducción horaria, pero también consideraba este día como un homenaje a los mártires de Chicago.

En Argentina, este movimiento internacional trabajador hizo sentir su presencia, comenzaron a erigirse gremios, diarios de los trabajadores. El primer periódico que reivindicó los derechos laborales fue El Obrero, dirigido por Germán Ave Lallemant, provocó mucha efervescencia social y acercó a la masa de los trabajadores a un ámbito de expresión y reflexión intelectual acerca de sus derechos. La culminación de estas circunstancias son conocidas por todos, la llegada del movimiento obrero que se funde con las ideas propuestas por Juan D. Perón, pondrán en la escena social a los trabajadores como activas piezas del funcionamiento social.

Destaco estos hechos porque, nuestra casa de altos estudios, tiene sus orígenes en las luchas de los trabajadores que lograron fusionarse con los anhelos de sectores sociales que abogaban por derechos fundamentales para el progreso de la sociedad. La creación de la Universidad Obrera Nacional, luego llamada Universidad Tecnológica Nacional, fue una clara muestra del ascenso en materia de derecho por parte de los trabajadores, el acceso a la educación superior, a una formación especializada no sólo dignificó a la clase trabajadora, sino que abrió nuevas puertas y desafíos en el ámbito educativo nacional.

Hoy, esta Facultad ha avanzado mucho en el camino de las posibilidades que brinda a los que desean trabajar en áreas industriales. La formación en áreas específicas dentro del proceso industrial contemporáneo es el papel fundamental de esta casa de altos estudios. Explica por qué la connotación de la palabratrabajo alude no solamente a la mera producción de objetos necesarios, seguros y perdurables para la sociedad, sino que implica la teorización de ideas que ayuden a concretar el mundo que habitamos, ese mundo de objetos que nos hacen posible vivir. La filósofa Hannah Arendt en su obra La Condición Humana se refiere al trabajo como “productor y creador de un mundo de cosas duraderas, estables y permanentes, que nos rodean como un mundo artificioso en el cual puede habitar confiable y seguramente el individuo humano, manteniendo, gracias a las cosas, las de su mundo, una identidad permanente”.

Es esta la tarea de los docentes de la UTN, formar profesionales que consideren al trabajo no sólo como lo que permite proveernos de medios de subsistencia, sino que, además, conciban el trabajo como una herramienta de creación, de cooperación, forjadora de identidad e investigativa. Quiero agradecer a los docentes e investigadores de esta Facultad el compromiso con la institución en lo que concierne a la formación de profesionales, como así también a los mecanismos y propuestas que nos brindan para la inserción de los mismos en los ámbitos de desarrollo técnico y científico.

Por último, a los trabajadores docentes, graduados y no docentes de esta casa de altos estudios les deseo que esta jornada sea festiva, que mantenga en la memoria de cada uno los logros en derechos laborales que hemos conseguido y que sea un momento de reflexión con respecto a nuestra actualidad como trabajadores y hacedores de conocimiento.

 

Walter Fabián Soria

Decano       

UTN –FRT